sin categoría

Desencadenantes de la EPOC que pueden empeorar sus síntomas

Desencadenantes de la EPOC que pueden empeorar sus síntomas
condiciones copd copd-síntomas-causas

Ciertos desencadenantes ambientales pueden provocar el recrudecimiento de los síntomas en personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Si bien algunos de estos factores desencadenantes son difíciles de evitar, otros se pueden prevenir fácilmente con unas simples precauciones.

Un desencadenante de la EPOC es cualquier cosa que le provoque un brote de síntomas como dificultad para respirar, sibilancias, tos o fatiga. Si bien a menudo pensamos en los desencadenantes como partículas que respiramos, también pueden incluir cambios en la temperatura y el medio ambiente.

Dado que los síntomas de la EPOC pueden variar según el tipo, la frecuencia y la gravedad, debe identificar los desencadenantes que lo afectan como individuo. Al hacerlo, puede evitar las exacerbaciones, conservar la función pulmonar y disfrutar de una mejor calidad de vida independientemente de la etapa de su enfermedad.

Activadores habituales en interiores

En términos generales, los desencadenantes internos no son tan diferentes de los externos en la medida en que causan síntomas al irritar los pulmones. La gran diferencia, por supuesto, es que puede controlar su entorno interior mejor que el exterior. Esto incluye la calidad de su aire y la ventilación de sus espacios habitables.

Al elaborar su estrategia de prevención, intente identificar qué sustancias y condiciones interiores pueden desencadenar un brote. Estos son algunos de los ejemplos más comunes:

  • Humo de tabaco, pipa o cigarro
  • Humo de chimeneas o estufas de leña
  • Perfumes, colonias, lacas para el cabello u otros productos perfumados
  • Vapores de pintura
  • Olores de cocina
  • Productos de limpieza o disolventes
  • Pelo o caspa de mascotas
  • Polvo, moho o hongos
  • Ácaros del polvo
  • Gripe, resfriados u otras infecciones transmitidas de las vías respiratorias superiores

Desencadenantes comunes al aire libre

Los desencadenantes al aire libre requieren más cuidado y preparación, ya que no siempre se pueden evitar. No solo necesita identificar qué sustancias o condiciones le molestan, sino que debe encontrar formas de evitar o minimizar la exposición sin aislarse por completo. Algunos de los desencadenantes al aire libre más comunes incluyen:

  • Smog y contaminación del aire
  • Humos de escape
  • Esquejes de pasto
  • Apósitos y fertilizantes para césped
  • Polen y mohos
  • Aerosoles de insectos
  • Humos de productos químicos en el lugar de trabajo
  • Extremadamente frio
  • Calor o humedad extremos
  • Ráfagas de viento
  • Cambios abruptos en el clima
  • Altitudes altas

Diez formas de evitar los desencadenantes comunes de la EPOC

Identificar los desencadenantes de la EPOC es solo la mitad de la batalla. El siguiente paso es formular una estrategia que le permita seguir adelante con su vida mientras evita las sustancias o condiciones que pueden lastimarlo.

No necesita cambiar su vida para hacer esto o comprar equipos costosos para aislarlo herméticamente del medio ambiente. Todo lo que necesita hacer es seguir 10 sencillos consejos:

  1. Supervise los informes meteorológicos y permanezca en el interior cuando la calidad del aire sea mala.
  2. Mantenga una ventilación adecuada abriendo puertas y ventanas o haciendo funcionar el aire acondicionado en modo ventilador. Evite el aire acondicionado muy frío.
  3. Consiga un humidificador para reducir el polvo y el polen en el aire. Los purificadores de aire comerciales también pueden ser útiles si es vulnerable a los factores desencadenantes en el aire.
  4. Aspire y quite el polvo a diario para reducir la caspa de las mascotas y los ácaros del polvo.
  5. Utilice productos de limpieza naturales que tengan un olor químico menos fuerte.
  6. Evite los productos perfumados y pida a sus familiares y amigos que eviten usarlos.
  7. Evite el humo de segunda mano. Incluso el humo de tercera mano debe considerarse peligroso.
  8. Use una bufanda alrededor de su cara en clima frío o racheado.
  9. Evite usar su chimenea o estufa de leña. Si no puede, manténgase alejado de ellos y asegúrese de que haya una ventilación adecuada. Lo mismo se aplica a las barbacoas al aire libre.
  10. Tenga cuidado en altitudes mayores. Es posible que deba hablar con su médico sobre el uso de oxígeno cuando viaje a elevaciones más altas.

Lo más importante es que nunca dude en llamar a su médico ante la primera señal de una infección de las vías respiratorias superiores, incluido un resfriado o una gripe. Si tiene EPOC, es importante detectarlos temprano, ya que son la causa número uno de una exacerbación.