cerebro y sistema nervioso

10 estrategias para revertir su riesgo de accidente cerebrovascular

10 estrategias para revertir su riesgo de accidente cerebrovascular

Si tiene un alto riesgo de sufrir un derrame cerebral, eso no significa necesariamente que esté atrapado en el destino de sufrir un derrame cerebral. Los factores de riesgo de accidente cerebrovascular más comunes son reversibles y puede reducir sus posibilidades de sufrir un accidente cerebrovascular con tratamiento médico y algunos hábitos sencillos de estilo de vida.

1. Prevenir o revertir las enfermedades vasculares

La enfermedad lenta y progresiva de los vasos sanguíneos del cerebro, el cuello o el corazón es la causa principal de la mayoría de los accidentes cerebrovasculares. Cuando los vasos sanguíneos del cerebro están dañados, una condición llamada enfermedad cerebrovascular, esto puede causar numerosos accidentes cerebrovasculares pequeños.

¿Cómo sabría si tiene una enfermedad vascular? La mayoría de las personas no lo hacen hasta que se desarrollan los síntomas. Sin embargo, sus vasos sanguíneos pueden curarse y repararse si toma las medidas necesarias para ayudarlos a recuperarse. Estos pasos incluyen bajar la presión arterial, controlar la diabetes, mantener niveles normales de colesterol y no fumar.

2. Controle su diabetes

El manejo mejorado de la diabetes es una de las hazañas más asombrosas de la medicina moderna. Su médico de atención primaria puede determinar si tiene diabetes durante un chequeo de rutina.

¿Qué pasa si tienes diabetes? Las personas que viven con diabetes corren maratones, vuelan aviones y escalan montañas. Sin embargo, la diabetes mal controlada conduce a una vida de enfermedad y discapacidad y es uno de los principales factores de riesgo de accidente cerebrovascular.

3. Mantenga una presión arterial saludable

Demasiadas personas ni siquiera saben que tienen hipertensión. No seas una de esas personas. Controle su presión arterial y, si es alta, adapte su dieta y tome el medicamento recetado por su médico para mantener su presión arterial en un rango normal.

La hipertensión es una condición médica controlable. Sin embargo, la hipertensión no controlada daña el revestimiento interno de los vasos sanguíneos y restringe su elasticidad, haciéndolos propensos a los coágulos de sangre que causan accidentes cerebrovasculares.

4. Obtenga atención médica para su enfermedad cardíaca

La enfermedad cardíaca es una de las principales causas de accidentes cerebrovasculares graves. Si tiene latidos cardíacos irregulares o si tiene debilidad cardíaca, enfermedad de las válvulas o enfermedad cardiovascular, debe seguir los pasos para recibir atención para su afección cardíaca.

Lo más probable es que no sepa si tiene alguno de estos problemas cardíacos a menos que se haga un examen físico. La mayoría de las personas que viven con una enfermedad cardíaca no diagnosticada solo notan una leve falta de aire o fatiga, y algunas personas con una enfermedad cardíaca no notan ningún síntoma hasta que es casi demasiado tarde para solucionar el problema. Regálese un examen físico anual para que su médico pueda detectar problemas como enfermedades cardíacas mientras aún es temprano.

5. Suspender los medicamentos

Las drogas como la cocaína y la metanfetamina son intensamente adictivas y muy difíciles de dejar de consumir. Sin embargo, el uso de estas potentes drogas de abuso puede causar un derrame cerebral repentino, incluso si ya las ha usado sin enfermarse. Debido a que un derrame cerebral es potencialmente mortal y potencialmente incapacitante, el arduo proceso de desintoxicación y rehabilitación vale la pena.

6. Deja de fumar

Ningún fumador quiere escuchar esto. Pero la buena noticia es que si deja de fumar, los efectos dañinos de fumar se revierten. Cuanto más espere hasta que deje de fumar, más tiempo se necesitará para reparar el daño que el fumar cobra en su cuerpo. Sus vasos sanguíneos necesitan sanar después de años de lesiones por fumar. La curación lleva tiempo y no puede comenzar hasta que deje de exponer su cuerpo a las toxinas dañinas del humo del cigarrillo.

7. normalice sus niveles de triglicéridos y colesterol en sangre

El colesterol alto y las grasas, como los triglicéridos, provienen de dos fuentes: a través de su dieta y de la producción de grasas y colesterol de su propio cuerpo. Cambiar su dieta es suficiente para reducir esos niveles en algunas personas, mientras que otras personas pueden necesitar medicamentos. Averigüe si sus niveles son altos y actúe para normalizarlos. Disminuir los niveles de colesterol y grasas trans en sangre es un objetivo alcanzable que reduce el riesgo de accidente cerebrovascular.

8. Adopte una dieta para la prevención de accidentes cerebrovasculares

No se comprende completamente por qué los alimentos procesados ​​pueden provocar un derrame cerebral. Pero se sabe que consumir pescado, frutas y verduras frescas, proteínas y fibra puede reducir el riesgo de accidente cerebrovascular.

Cambiar los alimentos frescos por comida chatarra envasada es un desafío. La comida chatarra es conveniente, no se estropea fácilmente y proporciona una rápida satisfacción. Entonces, la única forma de cambiar a alimentos más frescos es hacerlo deliberadamente. Ajuste sus compras y sus hábitos diarios y aprenda cómo las dietas populares afectan su riesgo de accidente cerebrovascular.

9. Manténgase físicamente activo

Si no eres una de esas personas que siempre está motivada para esforzarse por hacer más y más ejercicios desafiantes, ¡no estás solo! En general, las personas llevan un estilo de vida más sedentario que nunca. Después de todo, puede hacer prácticamente cualquier cosa sin siquiera levantarse de su computadora o teléfono. Levantarse y moverse no tiene por qué ser difícil. Comience con algunas de estas formas sencillas de comenzar a desarrollar un nivel saludable de actividad física.

10. Maneje su nivel de estrés

El estrés debido a su vida diaria aumenta el riesgo de sufrir un derrame cerebral. Reducir el estrés requiere tomar medidas para reducir la causa del estrés: un trabajo terrible o una mala relación. Pero a veces, debido a las complicadas circunstancias de la vida, es posible que deba esforzarse por modificar su respuesta al estrés si se encuentra en una situación inmutable.

El estrés severo, del tipo que causa el TEPT, también aumenta las posibilidades de sufrir un derrame cerebral. Nadie puede cambiar el pasado, pero usted puede trabajar para evitar que su futuro sea definido por su pasado.

Unas palabras de MuyBien Salud

Los factores de riesgo de accidente cerebrovascular, ya sea debido a factores físicos heredados o a hábitos de estilo de vida dañinos, se pueden cambiar para disminuir sustancialmente su riesgo de accidente cerebrovascular, lo que puede aumentar su vida en unos 12 1/2 años.